Archivo | Pensamientos RSS for this section

Chagall y Bella

 

“A pesar de las dificultades por las que pasa nuestro mundo, nunca perdí en mi interior el amor en el que fui educado, ni la esperanza del hombre en el amor. En nuestra vida como en la paleta del pintor, sólo hay un color que da sentido a la vida y al arte: el color del amor.”

Marc Chagall

 

Amo

 

_P6030109.jpg

“Las personas, simplemente, aman o no aman. Los que aman, lo harán siempre a todas horas, intensa y apasionadamente. Los que no aman, jamás se elevarán ni un centímetro del suelo. Hombres y mujeres grises, sin sangre.”

Chavela Vargas

Amo a los que guardan adentro el alma dulce de un payaso. Al sonido de las voces que jamás dicen mentiras. A los que quieren ser niños durante toda su vida.

Silvia Penide

 

Una herida antigua

 

A mi abuelo no le gustaba el cine. Nunca entendió por qué se metía la gente en un cuarto oscuro para ver llegar un tren, cuando podía uno ver un tren y todos los que quisiera en la estación de Atocha, sin ir más lejos.

Mi abuelo pertenecía a esa generación que había asistido al nacimiento del cinematógrafo, y tal vez por eso, por haber visto las cosas antes que el cine, se sometía mal a la mera representación de las cosas. Los que crecimos con el cine, por la misma razón, soportamos mal la realidad.

Ray Loriga

 

El dulce sabor de una mujer exquisita

 

Mañana en Cape Cod (1950). Edward Hopper

Una mujer exquisita no es aquella que más hombres tiene a sus pies, sino aquella que tiene uno solo que la hace realmente feliz.

Una mujer hermosa no es la más joven, ni la más flaca, ni la que tiene el cutis más terso o el cabello más llamativo, es aquella que con tan sólo una franca y abierta sonrisa y un buen consejo puede alegrarte la vida.

Una mujer valiosa no es aquella que tiene más títulos, ni más cargos académicos, es aquella que sacrifica su sueño temporalmente por hacer felices a los demás.

Una mujer exquisita no es la más ardiente (aunque si me preguntan a mí, todas las mujeres son muy ardientes. Los que estamos fuera de foco somos los hombres) sino la que vibra al hacer el amor solamente con el hombre que ama.

Una mujer interesante no es aquella que se siente halagada al ser admirada por su belleza y elegancia, es aquella mujer firme de carácter que puede decir NO.

Y un hombre… Un hombre exquisito es aquel que valora a una mujer así… Que se siente orgulloso de tenerla como compañera… Que sabe tocarla como un músico virtuosísimo toca su amado instrumento… Que lucha a su lado compartiendo todos sus roles, desde lavar platos y atender tripones, hasta devolverle los masajes y cuidados que ella le prodigó antes.

La verdad, compañeros hombres, es que las mujeres en eso de ser ‘muy machas’ nos llevan gran recorrido. ¡Qué tontos hemos sido -y somos- cuando valoramos el regalo solamente por la vistosidad de su empaque!

¡Tonto y mil veces tonto el hombre que come basura en la calle, teniendo un exquisito manjar en casa!

Gabriel García Márquez