Cinderella man

Llegados a este punto, uno retoma la compostura. Ser supremo, se hace saber. Alinea la corona de divino, anuda la corbata y saca brillo a los zapatos. Se vuelve un hombre de negocios, gris y de caminos rectos.
Pasadas las doce cambia el cuento, y ceniciento pisa descalzo, bebe los vientos.

Anuncios

Etiquetas: , , , , ,

About Pau

el peatón de mí es una hormiguita

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: