Primera memoria

ET

La infancia no es una etapa de la vida: es un mundo completo, autónomo, poético y también cruel, pero sin babosidades.

Ana María Matute

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

About Pau

el peatón de mí es una hormiguita

11 responses to “Primera memoria”

  1. Xota Xota says :

    La infancia es uno de esos momentos que duran para toda la vida. Y en ellos yo paso la mía, a tu lado, en paseíños máxicos, buscando “nuestra casa” y pasando por completo del… “teléfono”.😉

    La poesía y la crueldad de la inocencia, convierte las calles lluviosas en magia, en viaje infinito. Entonces se abren las puertas de la infancia y nuestros globos entrelazan imágenes ocultas en los más bellos parajes. Sonrisas ubérrimas que traen los mejores recuerdos de nenos. Recuerdos que tu objetivo dibuja en las líneas de mis manos, porque tú sí eres la mejor fotógrafa del mundo. La única que puede explorar los pasillos más recónditos de mi alma.

    Entre gotas de lluvia, mis primeras memorias, mis mejores recuerdos y las letras que dibujo con tu luz, te envío mis más preciados besos horizontales. Los del globo amarelo, que con siete años se emocionaban soñando con bicis voladoras y extraterrestes infinitamente entrañables, que bien podrían acercarse algún día al imaginario de C.

    Nenos bajo la lluvia o disfrutando del maravilloso final de E.T.😉.

    Escribimos, con letras o luz, la más bella historia. Nos espera impaciente el próximo capítulo.

    Á.

    (Eres tú, mi primer y último recuerdo).-

    • Pau says :


      La infancia es ese mundo que todavía sueño alcanzar algún día, cuando ya no quede nada de inocencia en las raíces de los árboles a la que aferrarse. Pero resulta que me planto, y dirijo la mirada hacia adelante, y vuelo. Diviso millones y millones de bosques desde lo alto. Con una bicicleta de color verde se sueña mejor.

      Ahora sé que existo más allá de todos mis cumpleaños, y eso te lo debo a ti, pequeño extraterrestre.
      Me has devuelto a mi asteroide perdido, hoy por hoy hallado. Y lo has hecho de la mejor forma, ofreciéndome tu mano. Amarela, amiga y amante, compañera, EtErna.

      ¿Quén pode esquecer ese pequeno ser tenro e agarimoso, divertido e extrano?🙂
      Teño a E.T. para sempre. Do meu dediño xa non se vai.

      Momentiños máxicos e finais de película. Inolvidable. Ti.
      Bicos en vertical, debuxando os recordos de mañá.

      tic, TAC*

      • Xota Xota says :

        Vivir a tu lado y de tu mano, en E, me permite disfrutar de la infancia durante un tiempo prolongado. Tanto como dure la vida, tanto como dure el reflejo de tus pupilas sobre las mías.

        Disfrutar de los quehaceres que provoca ser tu familia, es mucho más exótico, excitante, loco y apasionante que viajar a mundos más allá de la galaxia. Te sueño, te vivo, te espero. Te debo la vida, pequeña niña marciana. Dos teus dediños xa non me vou.

        En tu globo está mi hogar. En la alameda cuyas puertas, el viento abrió.

        Biquiños transversales y máxicos.

        Esencia.

        Tuyo sEmprE.-

        • Pau says :


          Parece mentira que se vaya a cumplir un año ya de esta entrada alinternada. Como también parece mentira todo lo que mi cuerpo y alma están experimentando, viviendo. Eso es, VIDA.

          Que la infancia es un mundo perdido, no es cierto. La infancia no es un sueño, es un espíritu que susurra muy bajito pero atronador. La infancia es lo que algún día fui y volveré a ser. La infancia somos tú y yo más allá del invierno y de los cuentos.

          Gracias por soñarme y hacerme soñar/te cada mañana y todas las madrugadas.

          Un Equipo no es lo mismo sin la mirada de un niño. 4mil millones de gracias, simplemente (que no es poco).

          XS da man, dediños con dediños.
          A.V.A*

  2. jotaemebede says :

    Es la base de todo, acaso no? Allí residen nuestros recuerdos más felices, o así debería ser…🙂

    Jota.

  3. raúl says :

    pues yo tuve que ser un niño feliz, porque solo recuerdo cosas buenas. cada vez me cuesta volver hasta allá, eso sí, pero bueno, ya voy a cumplir 40 años… hay que recorrer una distancia muy larga!🙂

    • Pau says :


      La mía no es mucho más corta, aunque puedo decir que nací en los terriblemente geniales años ochenta. Mucha magia e imaginación revoloteaba, cosa que hoy escasea y eso me pone triste.
      Ahí estamos, luchando contra el tiempo y sus desavenencias, pero con la sonrisa siempre abierta. Sobran los motivos, como diría aquel.

      Esa distancia se recorre en un plis, doy fe, R.

  4. Danilo says :

    A veces me parece que a los niños de ahora se les roba la infancia. Cursos y clases extracurriculares porque deben ser “excelentes” y no les queda tiempo para jugar en el parque ni para acostarse a mirar las nubes. Hay que rescatar la importancia del ocio y no solo en la infancia.

    Abrazos.

    • Pau says :


      No son buenos tiempos para la infancia, pero creo en los de antaño, cuando los niños y los no tan niños disfrutaban con y de las cosas más simples (o sencillas).

      Abrazos D., de alguien que todavía tiene la infancia en los dedos de las manos y de los pies.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: