De reyes y príncipes

ep5e

Eres un verdadero mago de la belleza y sabes cómo aportar bienestar a los demás; tú les enseñarás a amar la vida, a pesar de la gran dificultad que tienes para andar entre la humanidad, que es una pasta a la que hay que modelar, y tú la querrás más pura, más segura. (…) Acepto encantada tu lucha en el desierto, en los aviones… Nunca ha sido fácil, no lo es, mi amor, mi querido niño. ¿Lo ves?, el cielo nos ama, creo que tú y yo somos un caso único: niños protegidos por Dios. Ni el mal de nuestras naturalezas ardientes y locas nos ha matado. Entonces, querido, piensa en todo aquello que tienes que hacer, y cuántas alegrías habrá para tu rosa, tu rosa orgullosa que se dirá: << Soy la rosa del rey, soy diferente de todas las rosas, ya que él me cuida, me hace vivir, me respira…>> Y yo te contaré las noches de peligros y noches de lágrimas y noches de esperanza aguardando a mi rey. Y renaceré, y esparciré mi aroma alrededor para que sepan que soy su verdadera y única rosa, su bella rosa. Tu rosa…

Consuelo de Saint-Exupéry (Nueva York; 35, Beekman Place; octubre de 1943)

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

About Pau

el peatón de mí es una hormiguita

11 responses to “De reyes y príncipes”

  1. Xota Xota says :

    “Nunca ha sido fácil, no lo es, mi amor, mi querido niño. ¿Lo ves?, el cielo nos ama, creo que tú y yo somos un caso único: niños protegidos por Dios”.

    Lo somos neniña, un caso único, dos nenos protegidos por Dios, o lo que es lo mismo, por una estrella.

    Sólo pienso en las cosas que tenemos que hacer, porque tengo esa estrella, una estrella que hace brillar a todas las estrellas. Porque me hace feliz y es lo único que me importa. Creo en ti, porque sabes ver el cordero, dentro de su caja, de su caja mágica y ser capaz de verlo, permite y nos brinda la felicidad.

    La magia vive a nuestro ladiño, en esa foto, en el recuerdo, en el libro, en el amarillo y en nuestras “C”, que como un vendaval, nos van uniendo con el hilo más fuerte, el eterno, el verde cordel que hace de nosotros, una sola persona.

    Eres mi verdadera y única rosa y por ello te riego y regaré cada día de mi existencia, tras la cual, viajaré contigo para ver otros lugares y a aquellas personas que viven con nosotros cada risa y cada llanto.

    Soy feliz raíña, porque eres tú, mi principiña.

    Gracias por ser esa estrella que brilla sobre todas las estrellas.

    Mi consuelo, mi lluvia, mi luz… Vivo un sueño, fotógrafa, un sueño que no tiene final. Sólo tu mirada puede hacerme temblar, eres la historia completa de mi vida.

    • Pau says :


      Mi tiempo necesité para comprender lo que significa ser una rosa única en el mundo entre millones y millones de rosas. Aun así cuesta saberse con un aroma diferente a la inhalación del principito.

      ¿Quién puede resistirse a la impertinencia del pequeño ser, a su inocencia, a su forma de ver el universo, a esa capacidad de observar y valorar los detalles más insignificantes para los adultos?

      Me gusta leer a Consuelo de Saint-Exupéry porque en ella veo el verde que yo siento, es realmente reconfortante saber que en otro tiempo existió aquello que siempre soñamos desde que tuvimos uso de razón, cada uno desde su rincón. Hoy, desde el mismo vértice.

      Desde lo más alto brilla una estrella para los dos. Como buen E la compartimos🙂
      https://lalluviamarilla.wordpress.com/2010/09/21/xvii/

      Regar y ser regado, como aquel regador afrancesado ^^
      La historia completa se escribe en amarillo y se lee en verde.

      De meiga a curuxo, biquiños máxicamente máxicos.
      ****

  2. raúl says :

    yo es que no sé bien qué decir después de los mensajes de Xota, solo congratularme de que un amor tan inmenso como el vuestro no se reserve para los cuentos, sino que resulte real, muy de verdad, casi cercano, después de tanto tiempo visitando tu casa. enhorabuena, a los dos, que sigáis disfrutando el uno del otro como lo hacéis, y feliz año!🙂

    • Pau says :


      Que se escriban tanto cuentos como historias bellas haya, y sí, que resulten ciertas más allá de las páginas. Seguro que sabes de lo que hablo, y hablas😉
      Gracias por tus palabras R. Preciosas, que conmueven.

      Feliz año feliz de vuelta! A disfrutar se ha dicho!!
      Los mismo deseos para ti y tu jardín.

    • Xota Xota says :

      Gracias Raúl, feliz año y mis mejores deseos!

  3. jotaemebede says :

    Todos tenemos una rosa… Algunos nunca se cruzan con ella en toda su vida. Otros tenemos más suerte, toda la suerte del mundo.

    Jota.

    • Pau says :


      O se cruzan y la dejan marchitar. No todo el mundo está capacitado para hacer labores de jardinería.

      De suertuda a suertudo, bicos mil, J.

  4. austrohungaro says :

    El mes que viene acudiré de nuevo a mi cita con el pequeño príncipe; en estos días he comenzado a ser más consciente de la presencia de ese libro tan viejuco en mi cajón y el 25 de febrero le acariciaré y el ritual de lectura se repetirá de nuevo…, pero esta vez cumpliré cincuenta años y se me está haciendo difícil, querida niña.
    Hace algún tiempo di con una frase de Faulkner que más o menos venía a decir “vivir es prepararse para cuando llegue la muerte” y, reconozco, que se ha convertido en un soniquete, nada molesto, en mi mente porque si hay algo que es cierto es que ya no le encuentro sentido a nada.
    Adoro todos tus post sobre nuestro príncipe porque son una especie de farol de colores que atrae a las libélulas que se han perdido como yo; además, este texto en concreto, es de una belleza que paraliza y tiene justo ese pedacito de esperanza que quizá me haga tanta falta.
    Consuelo le habla a su Antoine, su niño eterno, y le regala su trocito de libertad para que sueñe; se sabe su rosa y le ha confiado todas sus emociones.
    Son historias de amor de las millones que hay, pero esta es aun más hermosa porque ambos protagonistas tienen bien claro lo que es más esencial, algo que jamás será invisible para ellos en toda la eternidad.

    • Pau says :


      Con tu permiso J., si me dejas te diré algo. Que 50 años no es nada, que estás en la flor de la vida, ésa que espera en algún rincón del jardín. Que sí, que todas las rosas esperan a su principito. Y que todos los principitos desean el aroma de sus rosas. Nadie dijo que fuera fácil ni rápido, pero la esperanza y el esfuerzo son claves en el viaje espacial, y la domesticación hará de ti un oasis de felicidad.

      Tratarán de engañarte, y te engañarán, sí… Sufrirás las picaduras de ortigas que creíste rosas en tu espejismo. Y sí, también habrá bufones vistiéndose de reyes creyéndose principitos. Pobres incautos…

      El corazón bien despierto para ver con esencialidad.

      Que febrero ya está ahí, y una vela más nos aguarda en la tarta (sí, a mí también😦 ).
      Que sean soplos de felicidad J.!!

      Abrazo fuerte.

  5. Danilo says :

    Qué hermosura, Pau. Saber que existe esa rosa es combustible suficiente para cruzar el desierto.

    Abrazos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: