Los hijos de los días

sunday_jpg!BlogSunday (1926). Edward Hopper

Nos dijeron ¡a la puta calle!, y aquí estamos.
Apaga la tele y enciende la calle.
La llaman crisis, pero es estafa.
No falta dinero: sobran ladrones.
Los mercados gobiernan. Yo no los voté.
Ellos toman decisiones por nosotros, sin nosotros.
Se alquila esclavo económico.
Estoy buscando mis derechos. ¿Alguien los ha visto?
Si no nos dejan soñar, no los dejaremos dormir.

Eduardo Galeano

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , ,

About Pau

el peatón de mí es una hormiguita

21 responses to “Los hijos de los días”

  1. larrouy says :

    Eduardo Galeano, Edward Hopper y System of A Down en una misma entrada, eso solo es posible en una linterna mágica como ésta. Qué sabias palabras las de Galeano, siempre lo son y es una de esas mentes que tenemos suerte de tener en nuestra lengua. Un placer esta entrada

    • Pau says :


      Un placer tu comentario, L.
      Pero ni linternas ni gaitas galegas. La magia brilla por sí misma, bien en conjunto, bien por separado. Cuando flota el talento no queda más remedio que cogerlo al vuelo y mostrarlo al mundo.
      Ya son tiempos de desvelos.

  2. Xota Xota says :

    El poder siempre ha funcionado de la misma manera… Lo que define a nuestro tiempo es la pérdida absoluta de valores, situando el dinero en el último escalafón, en lo más importante, por eso la crisis que vivimos, es económica.

    No hay tanta diferencia con otras épocas, lo que define de alguna forma estos tiempos es esa pérdida de valores. Todo vale. Me produce una sensación de repulsa profunda.

    Pero lo más triste de todo eso, es que la culpa no es de los que tienen el poder, que por supuesto son culpables fehacientes. Lo que quiero decir es que son un reflejo de la sociedad, del resto de personas. Hemos perdido el rumbo por completo y hemos creado un monstruo. El mundo se merece un cambio profundo y lo primero es cambiar las ideas.

    Pero siempre hay gente que demuestra ser diferente, que demuestra creer en otra cosa y porqué no decirlo, demuestra ser mejor. Tú lo demuestras con esta entrada y mantienes de alguna forma lo único importante, en este sentido, luchar por tus ideas y mejorar el mundo. Es posible ser feliz y es posible cambiarlo, con pequeños pasos como este.

    No creo que sea una lucha de ideas políticas o sociales. Es algo mucho más profundo. Es cuestión de cambiar nuestras almas. O más bien las suyas, porque me atrevo a decir que personas como tú o yo, lo haríamos mejor.

    Creo en ti, porque en tus ojos viven la belleza y la verdad.

    Me has recordado algo, que toca mi alma como una suave caricia. Eres pura alegría, pura belleza y pura libertad.

    Sube conmigo al autobús mágico.

    Nos empeñamos en tener cosas. Cuantas más cosas tenemos, más cosas queremos tener. Yo lo tengo todo, necesito más espacio, necesito un mundo más grande, para cuidar, mimar y regar lo infinito, lo invisible, lo verde, lo esencial.

    Biquiños trapalleiros, que sueñan en libertad porque sólo tienen un sueño. Porque viven ese sueño.

    • Pau says :


      De momento podemos estar orgullosos de haber conseguido entre todos y con nuestros pequeños pasitos y granitos de arena, que Galicia siga su curso verde y natural. La megaminería, a la mierda, a modo de desposición (otro desecho a añadir): https://lalluviamarilla.wordpress.com/2012/10/18/deposiciones/

      Juntos, xuntos, ¡hemos podido!🙂

      Hay tanto que barrer…

      Un día de estos nos vamos a la India (el continente africano también entra en la lista), en el corazón la mochila. (Una premonición, a la luz de un farol mágico, es una premonición). Se nos caerá la cara de vergüenza, pero valdrá la pena recogerla del fango y volver a incrustarla en la garganta. Quizá perdamos el apetito, pero sin riesgos no hay victorias, sin lucha no hay superación.

      Yo no puedo pedir más salvo un hueco entre la Alameda y la Pradera😉
      El resto de mi mundo cabe en un globo de color azul.

      Me bajo a la parada, ya. Por si viene el autobús.
      No me pierdo ese viaje por nada.

      Biquiños transparentes, sin restricciones, con el macuto puesto.

      • Xota Xota says :

        Juntos, xuntos, pudimos, podemos y podremos!😀

        Galicia, con nuestras gotiñas de esfuerzo sigue disfrutando de su magia. Siempre habrá cosas por hacer. Pero la megaminería ha recibido lo que merece tomando su lugar entre la basura. Hemos logrado mejorar un pouquiño el mundo, con la inmensa satisfacción personal y la ilusión de niños que riegan flores.

        La India nos espera y cualquier día correremos a orillas del Ganges, con algo importante en nuestros globos, con nuestros corazones abiertos de par en par. La magia del viajero que abandona sus paradigmas para abrirse a nuevas miradas, merece la pena. Se nos caerá, claro que sí, pero hará de nosotros personas mejores, príncipes más niños. Lo que se alcanza sin esfuerzo no produce armonía, no se acerca a la verdad.

        Tus sueños se verán cumplidos. El autobús está en la parada con las puertas. Viajemos por el país de nunca jamás. Porque es posible, porque es verdad.

        Apertas en cores, lúcidas, libres, con una mochila llena de sueños y botas de las que duran todo el camino.

        Jamás me perdería ese viaje. Soy trapecista en busca de equilibrio.

        Una premonición, a la luz de un farol mágico, es pureza, belleza, verdad y equipo. Es el camino de un corazón amarelo, hacia su edén. El corazón azul, la mente azul. Es verde espontáneo. Es magia. Conexión.

        • Pau says :


          Y América. Pronto nos tiene allí con los pies danzantes y las bocas ocupadas con canciones. Nos esperan flores azules y habitaciones rojas de luces cenitales, arena de playa, mar el poder del mar, atardeceres de postal, soles de vértigo y estrellas susurro, pasajes del terror y luces de linterna. Una aventura en toda regla, de esas irrepetibles pero que sabremos corroborar en tiempos futuros a nuestra manera.

          Será por imaginación y ganas😀

          Tus huellas con mis huellas, a la par, en la misma dirección.
          Es natural.

          “… hay un gran autobús arriba en el cielo y todos decían que nunca volaría”.
          ¡Incrédulos!

  3. 1cruzdelsur says :

    Me gusta¡ No los dejaremos dormir, ni que roben nuestros sueños, ni aquí, ni allí…, todos juntos podemos… “Amiga mía”
    Cruz un beso…

  4. raúl says :

    el texto es pequeño, pero qué verdades más grandes!

  5. blocdejavier says :

    Les infringiremos una pesadilla interminable por esta vigilia eterna…

  6. jotaemebede says :

    y sin embargo, mientras nos limitemos a las más bellas y acertadas palabras…
    Jota.

  7. sergiograndelopez says :

    He vuelto tras mis propias huellas y creo que dejé de leerte allá por Enero (Enero, ya me vale). Allá por Enero cuando empecé a perder el contacto por culpa de mi asqueroso año lectivo. Pero he vuelto, como dije que haría. Así que voy a darte guerra un ratito esta tarde y a leer todo lo que llevo retrasado. No te asustes cuando veas tropecientas mil visitas.

    La primera vez que leí a Eduardo Galeano fue no hace mucho, cuando aún era estudiante de (casi) patio de colegio:

    “Sueñan las pulgas con comprarse un perro y sueñan los nadies con salir de pobres, que algún mágico día llueva de pronto la buena suerte, que llueva a cántaros la buena suerte; pero la buena suerte no llueve ayer, ni hoy, ni mañana, ni nunca, ni en lloviznita cae del cielo la buena suerte, por mucho que los nadies la llamen y aunque les pique la mano izquierda, o se levanten con el pié derecho, o empiecen el año cambiando de escoba.
    Los nadies: los hijos de los nadies, los dueños de nada.
    Los nadies: los ningunos, los ninguneados, corriendo la liebre, muriendo la vida, jodidos, rejodidos:
    Que no son, aunque sean.
    Que no hablan idiomas, sino dialectos.
    Que no profesan religiones, sino supersticiones.
    Que no hacen arte, sino artesanía.
    Que no practican cultura, sino folklore.
    Que no son seres humanos, sino recursos humanos.
    Que no tienen cara, sino brazos.
    Que no tienen nombre, sino número.
    Que no figuran en la historia universal, sino en la crónica roja de la prensa local.
    Los nadies, que cuestan menos que la bala que los mata.”

    Los nadies, Eduardo Galeano.

    • Pau says :


      Poniéndome manos a la obra, mucho que comentar😉
      Y dando las gracias por “Los nadies”, que ahora más que nunca se vuelven los todos.

      Enero y sus contiguos te mantuvieron centrado en los libros, y a mí es el verano el que me tiene más despegada del mundo virtual.
      Deseándote que el esfuerzo haya visto su recompensa y que tus vacaciones sean dignas de recordar en tiempos futuros.

      Abrazo fuerte S.

  8. austrohungaro says :

    Sois un pueblo maravilloso amiga mía.

  9. Mukali says :

    Me encanta Galeano, me encanta Hopper y me encantas tú ¿porque tienes tan buen gusto?…

    Las palabras de Galeano son una maravilla, como siempre,…. disfruto siempre que lo leo.

    Un besote, Pau.

    • Pau says :


      Y a mí me encanta que te encante😀😀
      Saltaré con la linterna a tu camino a recrear un poco el alma. Allí siempre encuentra su rinconcito.

      Biquiño xigante, M.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: