La verdad de “Las Marías”

 

lasdosenpunto

Salían cada día a pasear por las mismas calles de Santiago, siempre a las dos en punto, arregladas con una ropa y un maquillaje tan colorido como extravagante. Todavía hay mucha gente en la ciudad que recuerda a las inseparables hermanas Coralia y Maruxa, más conocidas como Las Marías, dos emblemáticos personajes de Compostela a los que las nuevas generaciones sólo conocen por la estatua que les rinde homenaje en la entrada del parque de la Alameda.

Pero bajo esa fama de locura que les precede hasta hoy, escondían un drama personal que no todos conocen, con la Guerra Civil como telón de fondo. Así lo recoge el documental Coralia e Maruxa, as irmás Fandiño, de Xosé Rivadulla Corcón, para cuya elaboración ha contado con testimonios de personas como Encarna Otero, Xosé Luis Bernal o Dionisio Pereira.

Nacieron en una familia obrera de 11 hermanos, tres de ellos destacados miembros de la CNT. El documental relata cómo tras el estallido de la Guerra Civil, asesinan a uno de ellos mientras que los otros dos consiguen huir. La pesadilla para las hermanas comenzó cuando los falangistas trataron de utilizar a la familia para averiguar su paradero. A horas intempestivas de la noche, llegaban a la casa de los Fandiño, registraban y desbarataban la vivienda, desnudaban en la vía pública a las hermanas para humillarlas y las subían al monte Pedroso de Santiago. “No está demostrado, pero hay gente que afirma que las llegaron a torturar e incluso a violar”, explica Rivadulla.

Con poco más 20 años y sin haberse metido con nadie, la vida de Las Marías se convierte en un mal sueño que se prolongará desde el inicio de la guerra hasta mediados de los años 40. Rivadulla señala que esos malos tratos continuados fueron la causa de la locura que ambas sufrieron, porque “antes no eran así”. Finalmente los hermanos huidos fueron arrestados y cesó la presión sobre las Fandiño.

Aun así, su situación económica era muy precaria. Las hermanas dejaron de trabajar como costureras, oficio que venían desempeñando junto a su madre, porque los clientes dejaron de llevarles ropa “por ser una familia anarquista, por miedo a significarse”. Vivían en parte gracias a la caridad de los vecinos. No les ayudaban de forma directa, porque quienes las conocían sabían que no aceptarían una limosna, sino que les dejaban de forma anónima pequeñas cantidades de dinero en distintos comercios, en los que después ellas compraban.

La solidaridad de los vecinos se puso a prueba a principios de los 60, cuando un temporal tiró abajo el tejado de la casa de las Fandiño. Enseguida se organizó una gran colecta entre los vecinos de Santiago y se llegaron a juntar 250.000 pesetas. “Es espectacular”, dice Rivadulla, “porque en la época eso es lo que costaba un piso”.

“Manifestaron su locura mostrándose rebeldes contra la sociedad”, afirma el autor. Las Marías nunca pasaron desapercibidas, no sólo por su llamativa vestimenta y sus rostros maquillados con polvos de arroz, sino por su actitud. “Ellas piropeaban a los hombres algo que, por supuesto, no se le ocurría a ninguna otra mujer. Siempre manifestaban que todos los hombres se enamoraban de ellas y flirteaban con los estudiantes”. En contra de lo que pueda parecer, eran muy diferentes: Coralia, la menor y más alta, era tímida y poco habladora, mientras que Maruxa, más pequeña aunque de más edad, era la que llevaba la voz cantante.

La opinión del autor del documental es que las hermanas desempeñaron, posiblemente sin saberlo, una papel fundamental en esa época de represión. “Mucha gente que se sentía ahogada por el régimen y que no se rebelaba por temor a represalias, veían en Las Marías ese grito de libertad”. Cuando en 1980 falleció Maruxa, Coralia se fue a vivir con otra hermana a A Coruña, ciudad a la que nunca se adaptó. Murió tres años más tarde después de preguntar muchas veces cuál era el camino para volver a Santiago.

Fuente: http://elpais.com/diario/2008/04/17/galicia/1208427509_850215.html

 

Etiquetas: , , , , , , , , , ,

About Pau

el peatón de mí es una hormiguita

18 responses to “La verdad de “Las Marías””

  1. brujjita says :

    Mi querida p. No sé si es que estoy triste yo o …….. pero me parece una historia triste. También encuentro valentía, solidaridad y un poco de locura pero de esa que tal vez todos deberíamos de tener. En resumen triste y entrañable
    Bicos

  2. larrouy says :

    Cuando conocí aquella estatua junto al magnífico parque de la Alameda, y con los pocos datos que me dieron mis amigos, me dio por investigar un poquillo, y fue una historia que me llamó enormemente la atención. Magnífico haberla recuperado

    • Pau says :


      Y siguiendo el camino de la derecha, el llamado “Paseo dos Leons” supongo que habrás topado con la figura de Valle-Inclán. El escritor, inmortalizado en bronce, contempla las vistas que le ofrece la ciudad. En ellas, la majestuosa catedral.
      En la fotografía se percibe. Lejano, mermado, pero se percibe.

  3. jotaemebede says :

    Y sin embargo, cada vez que las veo en la Alameda no puedo evitar (ni quiero, claro) que se me esboce una sonrisa…

    Jota.

    • Pau says :


      Cuántas batallas estudiantiles soportaron…😀
      Han mudado las vestimentas en estos años. El vídeo señala las originales, las que siempre recordé en mis paseos y desconexiones varias por la Alameda. Hoy por hoy lucen los colores que ilustra la fotografía.

      Bicos J.

  4. skjultalviske says :

    Es una historia cargada de contrastes. Hermosa y triste a la vez.
    La primera vez que me contaron la historia de Las Marías (un pedáneo) faltaban muchas datos y sobraban otros. Con el tiempo conseguí conocer la historia por medio más fehacientes
    Gracias por recordar su historia y lo que representaron.
    Bicos

    • Pau says :


      Sí, esta historia siempre se nos contó desde el punto de vista jocoso. Las viejas locas excéntricas que a las dos en punto cruzaban la alameda y flirteaban con los estudiantes. Pero ahora sabemos que detrás de toda comicidad hubo una terrible crónica.

      De nada🙂
      Bicos.

  5. raúl says :

    auténticas heroínas, lo que tuvieron que aguantar, las pobres! desconocía la historia. me ha gustado que cosas así sigan vivas, en el recuerdo.

    • Pau says :


      Son tan míticas en la ciudad…
      Si vas a Santiago, seguro acabas retratándote con ellas. Desde luego dan una luz y un color especial al parque.

  6. Juan José Iglesias says :

    Alguien me habló una vez de estas dos señoras, pero no conozco a fondo la historia. Es triste y trágica, pero al mismo tiempo admirable y esperanzadora, sobre todo por servir de ejemplo de rebeldía y libertad en un momento tan injusto, cruel y sin sentido. Habrá que ver el docu, que seguro merece la pena.

    Me encanta la última frase del artículo. Chegoume á alma.

    Gracias por contarnos estas historias.😉

    Biquiños xigantes!

    • Pau says :


      Así es, una historia funesta pero con tintes de esperanza.
      Yo también quiero hacerme con el documental. Investigaré la forma, porque la vida de estas mujeres exige toda mi atención, y alguna más por lo que veo🙂

      Coincidimos en sentimiento. Prometo que a mí también me tocó la fibra más profunda: “Murió tres años más tarde después de preguntar muchas veces cuál era el camino para volver a Santiago.”

      De nada JJ., siempre un placer contar. Estas historias, y contigo😉

      Apertas en cores.

  7. Danilo says :

    Qué historia tan triste y hermosa a la vez. Se me hizo un nudo en la garganta.

    Besos Pau querida.

  8. sergiograndelopez says :

    Aunque ya había oído hablar de Las Marías, siento la misma tristeza que en el momento de leer tu entrada del día de Reyes. 😦

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: