Deposiciones

 

Bah! (2010). Santi Jiménez

a la mierda

la lluvia en agosto, el nudo en el estómago, la crisis, los pantis, el despertador y los guisantes. Los farsantes, los dictadores, los cobardes. La ceguera, el desamparo, la abstinencia, el desencanto. La intolerancia, los candados, la monotonía y lo mecánico. Los imperativos, el desequilibrio y los cataclismos. La hipérbole, los pluscuamperfectos y el pretérito. Los titubeos, los grises y los contratiempos. Las reglas, el juego, los cuentos. Las desatenciones, los silencios, las injurias y los vértigos.

pues eso, a la mierda.

(se aceptan todo tipo de desechos)

 

Anuncios

Etiquetas: , , , , , , , , ,

About Pau

el peatón de mí es una hormiguita

28 responses to “Deposiciones”

  1. memoriadepezphoto says :

    Hoy ha llovido aquí. Y estoy contento. Y me voy dentro de un rato a ver a Wilco. Y mañana es viernes y también va a llover. Y nos vamos a la sierra norte, que no es muy “sierra”, pero es muy “norte”. Y eso es genial.

    Mucho punto para un contrapunto. . .

    • Pau says :


      Aquí también llueve, pero el aguacero de hoy no me incomoda. Mañana el cielo da tregua por varios días, y cuanto más al norte del norte mejor (raro, pero cierto) que es donde estaré yo. Eso es genial también.

      Ale, a disfrutar de Wilco!! 😛 Y de la sierra, y de la lluvia.
      Si todo sigue su curso y Dios quiere (mentira) dentro de algo más de un mes veré a The Black Keys. Ainsssss…

      Bicos.

  2. blocdejavier says :

    Seguramente falta alguno (la cláusula final es abierta e invita a añadir). Como soy muy tímido esperaré sugerencias que seguro las habrá. Pero fijo que en la lista no sobra ninguno.

    • Pau says :


      Posiblemente falten unas cuantas deposiciones que irán surgiendo sobre la marcha, seguro. De momento me siento menos hinchada, más ligera.

      Ya sabes J., lo que quieras desechar… estás en tu casa.

      Abrazos.

  3. sergiograndelopez says :

    […]

    La espera del que no sabe qué esperar, la soledad, la compañía. La mala compañía. Las prisas del que quiere llegar atajando, sin recorrer el camino y que le duelan los pies. El cartón de leche al que le quedan dos dedos, los planes de futuro que no van a ningún sitio, las promesas vanas.

    Y ya me callo, no quiero ser egoísta; que participen los demás.

    • Pau says :


      Sabía que se me quedaba alguno por ahí suelto.
      Las promesas que no valen nada. A la mierda pues!!

      Desparrama todo lo que quieras S. No te cortes, también estás en tu casa.

  4. larrouy says :

    Irremediablemente tu post me ha recordado esto: http://www.youtube.com/watch?v=y_GxDtfXh74

    • Pau says :


      Liberación musical, mola!!! 😉
      Que conste que el sentimiento de odio no lo practico ni pretendo practicarlo:

      “Supongo que ahora debo decirle lo que he aprendido, mi conclusión. Pues mi conclusión es que el odio es un lastre, la vida es demasiado corta para estar siempre cabreado. No merece la pena.” (American History X).

  5. skjultalviske says :

    Y tantas cosas que se quedan en el saco….. que sería digno de otro post
    Bicos

  6. Danilo says :

    Lo que nunca será…

    Me pregunto si está muy gris tu cielo.

    Un abrazo.

    • Pau says :


      Ahora mismo está negro negrísimo ;), la 1:10 am, pero se atisba alguna estrella a lo lejos, un pequeño foco de luz.

      Otro abrazo D.

  7. Jorge García says :

    puuuuuffffffffff! mare mia!

  8. cartasdesdecantabria says :

    Has elegido de manera primorosa los adjetivos y por eso has tirado por el desagüe un amplio espectro que acoge a calaña de todo tipo de pelaje.
    Yo quiero concretar (casi como unidad atómica) toda mi ira en ese infame 1% de la población mundial que nos tiene a todos cogidos por los hxxxs; de un modo, u otro, nos hemos dejado apresar por un capitalismo brutal que concentra el poder en personas sin corazón, como ya dijo Chaplin en su maravilloso discurso de “El gran dictador”.
    Creo firmemente que si estas ratas volvieran a sus cubículos nuestro país retomaría el espíritu de la transición con el bagaje añadido de conocer las cosas que no hay que hacer; el pueblo llano complementaría la ecuación y nos luciría el pelo de modo distinto.
    Hoy me apetece mandarte un beso en la mejilla, amiga mía.

    • Pau says :


      Reafirmo tus desechos J.
      Aunque no sirva para nada (nos tienen cogidos y bien) más que para desinflar el intestino, soltar desperdicios sin ningún tipo de pudor alivia un momento (tristemente el efecto dura apenas unos minutos, o quizás segundos). Esto ya depende del aparato digestivo que posea cada uno etc, etc, etc.

      Me temo que no, que no hay mucho corazón.

      Un abrazo grande.

  9. elexpresidente says :

    Higiénica decisión la tuya. Ojalá no regresen a ti por algún malvado magnetismo.

  10. Jorge García says :

    vuelvo a decir MAREEE! jajajajajaja……

  11. enunsorbodecafe says :

    Jajajaja…. Pues bien por ti… Buen desahogo!!!

    Saludos,

  12. raúl says :

    eso, a la mierda!

    fdo: fernando fernán gómez

  13. nosht says :

    yo digo, que también a la mierda …..

  14. Xota Xota says :

    A la mierda todo aquello que nos aleje de nuestros sueños. A la mierda los que piensen que esto no puede cambiar. A la mierda el pesimismo y el conformismo, el miedo y la soledad.

    Hay un camino por recorrer, mil sueños que cumplir. En cada esquina de nuestro pueblo, barrio, ciudad, país o asteroide hay algo que cambiar, que regar, que consolar, que animar, que vencer, por lo que luchar. Vivamos intensamente. Cambiemos el mundo gota a gota. Sonriamos a la vida, por darnos la oportunidad de VIVIR la belleza y el aliento. De VIVIR, lo que siempre soñamos.

    A la mierda la tristeza, tengo una sonrisa que buscar. A la mierda la perfección, soy humano y erraré. A la mierda la complacencia, el interés, la arrogancia y los subterfugios.

    Cada cadena que rompo me acerca a la Alameda. Cada miedo que venzo me entrega una esquirla de tu esperanza. Cada plan que llega a su término, es una victoria poética.

    A la mierda el rojo y la mierda el que no supo arriesgar todo por un sueño.

    Que los disfraces cuelguen de las ramas grises del olvido. Que el viento los seque y el tiempo los convierta en ceniza.

    Desprendes luz. Fuego azul que quema la tristeza.

    • Pau says :


      A la mierda el cobarde pecador y los estados carenciales. Sin más deposición hoy.

      Regalo. Tú brillando, respirando, amando, destacando. Ayer soñé contigo y hoy despierto a tu lado, tú al mío. La vida es domingo, canción sin fin.

      Con esa mirada limpia haces que todo valga la pena. Tú en un altar.

      Las manos verdes sosteniendo flores azules. No son pimpollos al uso, son aromas, primaveras y veranos, algún que otro invierno irónico. Son caricias en los dedos, suspiros eternos. No hay efecto vertedero.

      (gracias)
      Tengo una sonrisa que dedicar.

      Eres. Dentro de la luz.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: