Cómo conocí a tu padre

 

Cada pareja tiene dos historias: la que le cuentan a sus hijos y la de verdad.

 

Anuncios

Etiquetas: , , , , , , ,

About Pau

el peatón de mí es una hormiguita

10 responses to “Cómo conocí a tu padre”

  1. raúl says :

    los misterios del amor son inextricables, está claro, porque tener ganas de repetir con el “empujador” este… mammamía!! 😛

  2. jotaemebede says :

    Me ha encantado… divertidísima al principio, y tierna al final.
    Buena mezcla esa.

    JOta.

  3. Danilo says :

    Jajajajaa me encantó. Lo que me reí viendo esto.
    Admirable en verdad que le haya dado una segunda oportunidad.
    Qué linda la chica del corto.

    Saludos mi estimada P. un abrazo.

  4. sergiograndelopez says :

    ¿Quién dijo que las segundas partes nunca fueron buenas? Necesitan una historia que contar a sus hijos y eso merecía otra oportunidad.

    Un beso. 😉

  5. cartasdesdecantabria says :

    Es fascinante descubrir que una obra que tiene toda la pinta de cine de guerrilla esté tan impecablemente rodada; ya desde el principio he visto un juego con las luces y los créditos que, técnicamente, es primoroso en su ejecución.
    La historia es totalmente atemporal y (no me duelen prendas el reconocerlo) refleja una situación en la que la gran mayoría de los hombres nos hemos visto involucrados, con desigual fortuna.
    Lo que me encanta es que tras su aparente minimalismo encierra una hermosísima historia de amor; esto lo digo porque ella ha de querer mucho para ( sobre todo tratándose de un primer encuentro) no solo dar una oportunidad, sino tres y todo ello en un marco sensual que está tratado con una sensibilidad que se agradece, incluso en las partes de sal más gorda en la que Montoya, de forma inteligente, difumina los dialogos con los pensamientos del chaval.
    Ella es un cielo, adoro esos ojos azules y sus evidentes dotes interpretativas; él, a su vez, no desmerece en absoluto, muy en su rol como víctima de un gatillazo; no sé a ti, pero a mí me ha recordado a Griffin Dune en “Jó, que noche” de Escorsese (incluso físicamente, se le parece bastante); sobre todo tras la elipsis final cuando él, ya en la puerta, trata de explicarse.
    Es una joya, como todo lo que cuelgas, amiga Pau; dejo para el final lo que más me ha gustado del corto: soy un romántico muy raro que odia todo inserto azucarado; pero, en este caso me ha encantado el momento en el que ella cae en la cuenta de que quizá puede llegar a amar a ese tipo; desde el balcón le observa regañándose a sí mismo y sonríe de una forma hermosa; ese momento es delicioso y antecede a ese “¡llamame!”, que le da consistencia a todo el corto.
    PD: ¿Qué canción es la que suena a partir de cuando el actor dice: “¡ya verás que bien!” ; ya sabes la de hijo pxxx; me ha llamado la atención. 🙂
    Un abrazo, Pau.

    • Pau says :


      Ay J., no puedo ayudarte porque no tengo ni idea de la canción que suena. Investigaré por la red a ver si doy con tu llamada de atención 🙂

      El corto es sencillamente sensacional en todos los sentidos, tanto que he deleitado la vista en otras joyitas del autor.

      Más abrazotes J.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: