Pez sable


De desayuno, paciencia. A media mañana, paciencia. De comer, paciencia. Para merendar, paciencia. De cena, paciencia.

Empiezo a cansarme del mismo menú todos los días. Me oprime la correa. Me duele la tripa.

Es como la pescadilla que se muerde la cola pero con piel de sable.

 

Anuncios

Etiquetas: , , ,

About Pau

el peatón de mí es una hormiguita

42 responses to “Pez sable”

  1. larrouy says :

    La pesadilla se muerde la cola, y todo se convierte en cíclico, repetitivo, monótono, y otras tantas palabras que por su significado, son feas. Muchos ánimos!

    • larrouy says :

      pescadilla*

      • Pau says :


        No había necesidad de corregir, pesadilla está bien también :). Al fin y al cabo tanta paciencia acaba por convertirse en algo similar a un mal sueño del cual sientes la necesidad de despertar antes de que la rutina acabe con tus ilusiones.

        Gracias L.
        Bicos.

  2. brujjilla says :

    Vale, pues yo te invitaré al postre: afán, anhelo, codicia, deseo, locura, diversión, pasión. ¿te apuntas? 😀
    Besitos p.

    • Pau says :


      Lo mejor del menú siempre es el postre, y si es algo con chocolate pues mejor :D.
      Me apunto, hazme sitio que voy.

      Biquiños b.

      • brujjilla says :

        Dudabas en lo del chocolate???? Siempre siempre siempre cho co la te jajajajajaj
        Ya tienes el sitio y yo y mi postre casero te esperamos 😉
        Bicos p.

        • Pau says :


          Y digo yo… ¿una tarta de queso casera? 😉
          Yo no le voy a hacer ascos

          😀 😀 😀 😀

          Biquiñoooos.

        • brujjilla says :

          Te la hago también sin problemas, con mermelada de moras … casera también. ¿Como quedaria con la de melocotones de calanda? jajajajajajaj

        • Pau says :


          Jolín b., tú sí que sabes mimarme.
          Habrá que probarla. Y con queimada para rematar.

          ¡¡Menudo festín!! 😛

        • brujjilla says :

          jajajajajaj,
          Setembro esta xa aquí………
          Ves preparándote 😉

        • Pau says :


          Ya sabes que para lo bueno una siempre está preparada 😉

          Cóidate moito.

  3. raúl says :

    y cuanto más comes más se te acaba, verdad? la vida tiene estas contradicciones. ánimo!

  4. Danilo says :

    Ojalá pronto recibas el premio de seguir esa dieta tan aburridora con tanta disciplina.

    Un abrazo.

  5. jotaemebede says :

    Siempre te imagino más del tipo de “saltarse las dietas” 😉

    • Pau says :


      No andas desencaminado :), pero esta dieta me la han impuesto hace ya algún tiempo y no me gusta. Más que nada porque la comida me entra por la vista y este menú no me seduce en absoluto, más bien me provoca rechazo.

      Graciñas por vir.
      Saúdos J.

  6. Pablo says :

    Nunca he creido en las dietas… lo mejor es saltarselas y romper las normas…

  7. Alberto Q. says :

    A mí el pescado nunca me apasionó, la verdad. Eso sí, me gusta ver los morros de los besugos, jajaja.

  8. blocdejavier says :

    Hay quien define la paciencia como una forma menor de desesperación disfrada de virtud. Ergo, entiendo que toda paciencia tiene fecha de caducidad (como esos enroscados pescados enlatados). No importa cuando finaliza sino en que se transforma.

    • Pau says :


      Muy sabia tu reflexión J., la agradezco profundamente y de ella haré mi particular transformación que espero me lleve a buen puerto.

      Abrazos.

  9. José Céspedes says :

    No soy una persona paciente, no lo he sido nunca, quería amiga; supongo que si aguanto, a veces, una situación que me saque de mis casillas (o anule mi libertad) es porque hago un calculo rápido en la balanza de los pros y contras.
    No creo que haya nadie en este mundo que esté libre de tener que aguantar según qué situaciones; yo cuando me canso, igual que tú, me enrollo también sobre mí mismo; por eso el símil que has usado me resulta muy familiar porque, queriendo capotar el temporal, nos herimos a nosotros mismos con nuestro silencio.
    Habrá que mirar el lado bueno: la pescadilla está riquísima, ¿verdad, amiga mía? 🙂
    Que tengas una feliz semana; deseo de todo ese corazón que cambie un poco ese menú, te mereces ser feliz.

    • Pau says :


      Mmm… no soy yo muy de pescadilla, pero mira tú que hoy he comido pescado, y paciencia también, por no variar :). Creo que seguirá siendo una constante por el momento.

      Cierto es que cuando tenemos que aplicarla es porque hay algo detrás que nos motiva a tenerla. A la vez de paciente también tengo mi punto de inquietud, según me pille el día…

      Feliz semana para ti también J., y gracias por tus deseos. Yo más que nadie deseo que se cumplan 😉

  10. xavier says :

    dicen que la paciencia es la madre de la ciencia… siempre que sea auto-impuesta, que nazca en/desde uno mismo

    cuando la paciencia es impuesta por segundos, o terceros… sabe a pez-sable, es un sablazo a nuestra propia paciencia

    Abrazos, P.

    • Pau says :


      El pez sable se enrolla al cuello y te oprime con tanta fuerza que apenas dispones del aire para respirar.
      Así es la paciencia, madre de toda ciencia.

      Abrazos X.

  11. ANGEL SOTELO SEGUIN says :

    Paulita la paciencia creo que tenemos que tenerla en tantas ocasiones…
    antes yo no solía ser de pescado jajjaj me desesperaba y los destrozaba pero poco a poco fui cogiéndole gusto pero eso si este tipo de pescaditos fritos como que no jajajajaja
    como siempre soy el ultimo sigo sin comprender la razon por la que no me entran los correos avisando de tus publicaciones y del resto si, me cabrea y se me termina la paciencia 😉

    buenas noches 😉 cuídate mucho

    • Pau says :


      Ojalá que tu falta de paciencia sólo tenga que ver con la ausencia de linternas en tus correos y no por causas mayores 🙂

      Tampoco me van mucho los pececillos en el plato. Me divierten más nadando en el mar.

      Buenas tardes, aunque lleguen tarde 😉

  12. brujjilla says :

    amiga, estás ben?
    espero que se
    xa se do teu ir e vir pero bo…. péndoche
    bicos

    • Pau says :


      ¡Ola b.!
      Dinme un longo paseo por outros paraxes que precisaba percorrer, lonxe de aquí. Agora que xa estou de volta prenderei de novo a luz de lanterna.

      Bicos e apertas.

  13. laurafran says :

    Creo que necesitas soltar algo de lastre, para transmitir la mirada de tus pupilas

  14. alexander says :

    hola,me encanta tu blog, recuerdo que la primera vez que comente aquí fue por love of lesbian. han pasado varios meses y sigues genial. saludos.

    • Pau says :


      Muchas gracias A.
      Tengo que subir algo pronto ya, que van siendo horas. Intentaré no defraudar 😉

      Saludos y una vez más bienvenido.

      • alexander says :

        me encanta tu sencillez, las tendencias minimalistas que aprecio en tus fotos y tu buen gusto para la música.

        Tu nunca defraudas. Saludos fraternales.

        • Pau says :


          Muchas gracias por tus palabras A., con críticas así dan ganas de seguir proyectando con la linterna mágica.

          Saludos que lleguen.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: