Archive | 27 mayo, 2012

Pez sable


De desayuno, paciencia. A media mañana, paciencia. De comer, paciencia. Para merendar, paciencia. De cena, paciencia.

Empiezo a cansarme del mismo menú todos los días. Me oprime la correa. Me duele la tripa.

Es como la pescadilla que se muerde la cola pero con piel de sable.