Un pez con una sonrisa

Etiquetas: , , , , , , , , ,

About Pau

el peatón de mí es una hormiguita

17 responses to “Un pez con una sonrisa”

  1. Alberto Q. says :

    Ohhhhhhh, preciosa la historia del pececillo…

  2. larrouy says :

    Genial, tienes una habilidad especial en encontrar cortometrajes animados con tanta magia.

    Me encantó tanto que lo volví a ver.

    • Pau says :


      Yo lo he visto unas cuantas bastantes veces.
      Es una suerte que lleguen a mis manos cosillas tan bonitas para poder compartirlas, y lo más curioso es que aparecen sin buscarlas.

  3. xavier says :

    el pez, en tierra, es feliz junto a su amigo… pero no es libre…

    su amigo se percata que tiene que sacrificar su vida en tierra para compartir verdaderamente su amistad… su reciente felicidad

    (los sueños, a menudo, nos ayudan a tomar sabias decisiones)

    traslada su vida al mar… y encuentra su verdadera esencia…

    una luz que nos sumerge y nos eleva… el amor

    precioso corto que merece los premios recibidos 🙂

    • Pau says :


      En eso consiste la verdadera amistad y el amor, en comprender las necesidades de la otra parte. Muchas veces hay que hacer grandes esfuerzos que no deberían ser tales, porque cuando se quiere de verdad no debe suponer un sacrificio complacer a quien tienes al lado.

      Alguien decía que el equilibrio es imposible, pero no estoy de acuerdo.
      No en este caso.

  4. Pablo says :

    Precioso 😀 para que decir mas? 😉

  5. Pablo says :

    Sip…BEsososososososs 😉

  6. Flavia Roth says :

    que emocion es leerte !

  7. raúl says :

    ¿y la música? a la altura de las imágenes. precioso de verdad. me ha encantado.

  8. Juan José Iglesias says :

    Si hay algo por lo que merece la pena luchar, es por la amistad o el amor incondicional y verdadero. En la más absoluta libertad.

    Preciosa historia, decorada con un piano mágico.

    Biquiños xigantes, peixeiros e infinitos.;-)

    • Pau says :

      Eso es JJ., cuando se ponen condiciones o imposiciones ya no merece la pena esforzarse. El amor, se sienta de la forma que se sienta, ha de ser libre.

      ¡Viva la libertad a golpe de piano!
      Hoy puedo decir que me siento querida y libre, y es la sensación más maravillosa del mundo 😀

      Biquiños que sonríen y nadan en salitre.

  9. Mukali says :

    Qué bonito!!! y la música una delicia….
    Pensamos que los peces son unos sosos y que ni sienten ni padecen,
    pero es sorprendente la de cosas que aprenden y cómo demuestran el cariño a su modo…

    • Pau says :


      (me alegra que te haya gustado M.)
      Eso me ocurrió con los hámsters que durante cierto tiempo fueron inquilinos de esta casa. Nos entendíamos a nuestro modo, sí, y tenían un punto muy muy gracioso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: