Sábado noche, domingo mañana

 

La pesadilla (1781) Johann Heinrich Füssli

Secos pero profundos, siniestros, sombreados en el centro. Afilados en los bordes, de aristas sin colchones. Corrosivos, congelantes, destructores, eficaces.

Quitasueños, robailusiones, sacalágrimas, mataesperanzas. Crónicos, contagiosos, penetrables, colaterales. Irreparables. Sonoros, agudos, graves. Fisuras cortantes.

Que destiñen recuerdos. Que parten promesas, te quieros, verdades. Que reparten vanidades. Que duelen, que sangran, que matan. Suavemente me matan. El alma.

Golpes que hablan, y no callan. Las seis de la mañana.

Las pesadillas tienen el poder de sobrevivir durante unos minutos a la objetividad. Todavía sigue apretando la boca del estómago, como pidiendo vomitar los intestinos de un momento a otro.

 

Anuncios

Etiquetas: , , , , , , , , ,

About Pau

el peatón de mí es una hormiguita

15 responses to “Sábado noche, domingo mañana”

  1. larrouy says :

    Que angustia la de aquella pesadilla que te somete tanto que intentas no volver a quedarte dormido para no volver a caer. Y aunque terroríficas, siempre me fascinó el mundo de las pesadillas así como el de los sueños

    • Pau says :


      Sí, demasiada ansiedad sobre el colchón. Pensar en cerrar los ojos era sumergirse de nuevo en un calvario, pero a la vez precisaba hacerlo para demostrarme que dicha alucinación ahuyentaría con un bonito sueño.

  2. xavier says :

    esta pintura es realmente inquietante… y ahora no recuerdo donde pero juraría que la havia visto antes (?) esa cortina en el fondo, donde se refleja la sombra… podría jurarlo

    y tus letras le han puesto una banda sonora (letra y música) de lujo…

    …espero que no hayas vivido en primera persona la pesadilla que has descrito, que hayas tenido unos sueños, de lejos, más agradables

    • Pau says :


      Esas cortinas “asombradas” son bastante frecuentes y se llaman miedos. Probablemente las habrás visto en más de una ocasión, pero con agallas y fortaleza pueden rasgarse los horrores y las soledades de los visillos.

      “Desgraciadamente” la he vivido en mis propias carnes.
      Afortunadamente ahora con los ojos desvelados puedo fantasear otras pinturas llenas de luz y color.

  3. Alberto Q. says :

    El cuadro es magnífico.

    El texto también, a pesar de los suplicios y angustia que transmite. Los malos sueños tienen una cosa buena: se van.

    La única “Pesadilla” que me apasiona realmente es esta (no me canso de ella):

    • Pau says :


      Cierto. Los malos sueños así como vienen se van.

      Me quedo con tu “pesadilla”, más animada, colorida y musical, y con la compañía de Zero, el perro fantasma de Jack 🙂

  4. raúl says :

    qué maravillosamente bien expresado, pictórica y verbalmente, la horrible sensación de una pesadilla punzante. un 10!

    • Pau says :


      Horriblemente horrible sensación, tú lo has dicho.
      Hoy mis sueños no han debido ser tan malos porque no los recuerdos 🙂

  5. Jorge García says :

    las peores, cuando estás despierto!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: