Primeras luces


Amanecer en las montañas (1823) C.D. Friedrich

Éramos pequeños, minúsculos, casi imperceptibles. Apenas una mota de polvo en el universo vulnerable a tanto desconcierto. Nos absorbió el amanecer y no logramos salir a flote.

Pesaba el corazón.

 

Anuncios

Etiquetas: , , , , , , , , ,

About Pau

el peatón de mí es una hormiguita

14 responses to “Primeras luces”

  1. larrouy says :

    Amaneceres… otros momentos mágicos a unir con los atardeceres de tu otro post. Tienes razón, nos hacen sentir pequeños

  2. Alberto Q. says :

    Friedrich es mágico.

    Si uno se fija bien y observa, divisa detalles en sus cuadros inapreciables. Esas montañas con los personajes casi imperceptibles en su cima… me encantan.

    Sobre el texto, todos somos motas de polvo en el universo pero por eso mismo hay que saber disfrutar de nuestro viaje.

    Gracias por recordármelo, Pau****

    • Pau says :


      Sólo unos ojos insomnes y poéticos, esos que saben ver más allá de nieblas tempraneras y montañas, pueden avistar el verdadero significado del romanticismo.

      Aquel día frente a esta obra mi tarde se volvió mañana, y con ella el despertar de la magia.

  3. raúl says :

    ays, esos corazones, hay que inflarlos, como velas al viento, para flotar sobre el desconcierto

  4. xavier says :

    Es una delicia leer estas entradas…
    y los comentarios de los contribuyentes no tienen desperdicio… 🙂

    enhorabuena!! parece que has conseguido congregar alrededor de tu linterna al club de los poetas… del amanecer 😉

    todos ávidos de los primeros rayos de sol… y mientras tanto esperando a la luz de tu linterna… mágico!!

    • Pau says :


      Tu luz se suma al club, de los poetas… del anochecer (en este caso) 😉

      Muchas gracias por tus letras X., desde lo alto de una montaña aún siendo yo minúscula pero no mis gracias que son inmensas.

      Una linterna por mágica que sea, sin proyección no es nada.

      • xavier says :

        creo (y creo que se lo que me digo… 🙂

        que tu agradecimiento
        convierte tus ‘gracias’ en virtudes

        que tu talento,
        muy al contrario de minúsculo,
        es MAYÚSCULO

        y que la luz de tu linterna
        bebe de la misma esencia
        que los grandes faros de la humanidad,

        aquellos que, como el faro de Alejandría,
        proyectan los designios del mundo
        desde los tiempos más remotos

        ¡¡Que sigan las proyecciones!!

  5. blocdejavier says :

    Ya veo que los alemanes románticos te gustan un montón.

  6. Xota Xota says :

    Cuando te conocí vi brillar las primeras luces de mi vida. Resbalaban por tus ojos como halos de esperanza. Desde entonces, sé que el día no acaba, que tú y yo, siempre flotaremos en nuestro navío, porque no está fabricado de madera, sino de amor verdadero.

    Mi corazón es plumiña máxica. Vuelo, vuelas, volamos.

    (Nos vamos a quedar dormidos… dentro de la luz).

    TA, mv.-

    • Pau says :


      Una linterna que no respira claridad no es una linterna, es un trasto roto inservible. Durante mucho tiempo sobrevivió en la sombra esperando ser encendida en un rescate fortuito, pero lo que prosiguió a sus deseos fue mucho mejor de lo que podría soñar en todos sus cuentos.

      La vida siempre tiene algo preparado que supera cualquiera de mis fantasías.

      De pluma a pluma, cosquillas no. (Ese niño me gusta)

      Biquiños para navegante.
      Á*

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: