Visiones nostálgicas


Cuando apenas sostenía cuatro años en las piernas, trepaba ansiosa por plataformas que facilitaban mi exploración a horizontes azules.

Incluso sin moneda que tragar, aquel telescopio inventaba los mejores barcos de vapor y las más sutiles conjunciones de cielomar.

Y así, con la humedad desgastando los ojos, el pelo encrespaba, la sonrisa curvaba, la camisa batía las entrañas.

Extremadamente largas las piernas ahora para andar jugando a escaladas, demasiado grandes los pies para tan poco cuadrado.

Duele el verano de antaño.

 

Etiquetas: , , , ,

About Pau

el peatón de mí es una hormiguita

10 responses to “Visiones nostálgicas”

  1. 1cruzdelsur says :

    ¿Pudiste ver las estrellas azules ese día?
    Un beso

  2. Juan José Iglesias says :

    Volvemos a ser niños, volvemos a brillar, volvemos a emocionarnos con EtErnos horizontes azules… amarillos y verdes… Volvemos a mirar cautivados hacia el lugar donde de niños, oteábamos el sueño del mar.

    Que vivan siempre ardientes, la infancia, tu corazón azul y el viento que golpea con amor, las paredes del corazón.

    Biquiños mágicos desde un tiempo futuro, a los pies de la torre de Hércules.

    • Pau says :


      Porque jamás deberíamos abandonar el espíritu pueril que un día fuimos. Lo que ocurre es que la inocencia ya la hemos perdido hace muchos años y es irrecuperable. Los años y las batallas nos han puesto en pie de guerra, la vida ya no la jugamos igual.
      Pero los que amamos la simpleza y la mirada de un niño seguiremos a pesar de los años, divisando barcos en el horizonte de los sueños.

      Volveremos al Hércules inolvidable y EtErno.

      Biquiños azúis co sorriso dunha nena, presente.

      • Juan José Iglesias says :

        Eses barcos navegarán sempre, a pesar de que os ventos do noso tempo empurren con forza noutras direccións. O azul desa nena preciosa non morrerá nunca.

        Bicos mariñeiros, á luz do faro.

        • Pau says :


          Nin os malos tempos nin os enérxicos ventos forzarán a nosa travesía.

          Un día menos para fondear nas illas 😀
          Boga, boga, mariñeiro amarelo.

          Bicos rianxeiros dende a beira do mar.

        • Juan José Iglesias says :

          O único vento que pode axitar as nosas ás é o que vén do noso norte, o que xorde cando ao caer o sol, axítanse sen rubor as estrelas.

          Un día menos para fondear, un día máis navegando en liberdade. Voando preto, preto, preto… Como o voo do Albatros.

          Bicos trapalleiros de sinceridade infinita e rebeldía emocionada. 😉 Navegaría por ti, como navegan os valentes.

        • Pau says :


          Xa non temo ás mareas, que veñen e van. Agora túmbome na area a velas pasar:



          Viviría por ti, como viven os valentes 🙂
          (tódalas cousas por coñecer)

      • Juan José Iglesias says :

        Grazas neniña… Podo sentir a area das illas nas miñas costas.

        Vivirei por ti, como viven os valentes.

        Descubramos canto infinito é o mar. 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: