Archive | 15 agosto, 2011

Visiones nostálgicas


Cuando apenas sostenía cuatro años en las piernas, trepaba ansiosa por plataformas que facilitaban mi exploración a horizontes azules.

Incluso sin moneda que tragar, aquel telescopio inventaba los mejores barcos de vapor y las más sutiles conjunciones de cielomar.

Y así, con la humedad desgastando los ojos, el pelo encrespaba, la sonrisa curvaba, la camisa batía las entrañas.

Extremadamente largas las piernas ahora para andar jugando a escaladas, demasiado grandes los pies para tan poco cuadrado.

Duele el verano de antaño.