Bailarina posando para el fotógrafo

 

En el ensayo que Paul Valéry dedica a Degas leemos: “Había en Degas una curiosa sensibilidad para la mímica. Por otro lado, a las bailarinas y planchadoras que pintó las captó en actitudes profesionales significativas, lo cual le permitió renovar la visión de los cuerpos y analizar un gran número de poses de las que pintores no se habían ocupado antes de él. Abandonó a las bellas mujeres blandamente recostadas, las venus deliciosas y las odaliscas; no trató de colocar en el lecho a ninguna obscena y soberana Olimpia… (…) Se esforzó, por el contrario, en la reconstrucción del animal femenino especializado, esclavo de la danza o del almidón, o de la acera; y estos cuerpos, más o menos deformados, a los cuales hace asumir posturas en extremo inestables para su estructura articulada (…), hacen pensar que todo el sistema mecánico de un ser vivo puede hacer muecas como un rostro”.

En este cuadro, la postura de la bailarina no es armónica. La danzarina es sorprendida mientras está buscando una bella posición mirándose al espejo, y Degas opta por representar precisamente ese momento en el que los miembros, al colocarse, adoptan un aspecto casi grotesco. El escritor y crítico de arte Huysmans dirá que Degas pinta a sus bailarinas con “horror”. Tal vez la afirmación sea un poco exagerada, pero es cierto que el pintor, exceptuando algún caso en que ha traducido esa gracia que sólo un refinado como él sabía dosificar, lo más frecuente es que haya interpretado el cuerpo femenino casi con rabia, renunciando explícitamente a embellecerlo.

 

 

Etiquetas: , , , , , , ,

About Pau

el peatón de mí es una hormiguita

14 responses to “Bailarina posando para el fotógrafo”

  1. Mery Sananes says :

    Me gusta tu blog. Me agrada encontrar algo que me obliga a seguir mirando. Cada uno de nosotros tiene un modo, una manera de designar el mundo, de deletrear la tristeza, de darle vueltas al amor.

    Entre todos seguimos siendo una fracción de algo que aún desconocemos. Pero cada cual coloca un ladrillo para una casa del hombre que sigue deshabitada pero que algún día se poblará de florerías, es decir, de hombres humanos, y no de esta parquedad que somos.

    No sé siquiera tu nombre, pero tus señas las he encontrado dispersas en tus palabras y tus imágenes. Más que suficiente. ¿Para qué hurgar más?

    Te dejo simplemente mis saludos

    mery

    • Pau says :


      Somos un grano de arena en un montículo llamado Tierra. Ignorado por muchos, molesto para otros, sobre todo si se mete en los zapatos o en los ojos, contemplado por aquellos que saben apreciar las cosas más insignificantes del universo. Somos trivialidad, y a la vez trascendencia.
      Toda la vida para descubrirnos, para explorarnos y dejarnos sondear.

      Recibo tus saludos, no son simples. Y tu agradecimiento.
      Te los devuelvo todos juntos, pero no revueltos.

      Pau

  2. raúl says :

    pues, bien por degas, que puso a las mujeres en acción, no? a mi me encantan sus bailarinas, desde luego.

  3. Pablo says :

    No entiendo mucho de baile, más bien tengo dos pies izquierdos jejejjeeje pero el cuadro me parece precioso😀

  4. PolloMoyo says :

    Me gusta. Me gusta, desde mi ignorancia, esa manera de representar un momento más real, más inmediato y evitar una escena impostada, preparada, quizá más artificial. Me gusta.

    Siempre lo consigues.

    ¿Horror? No lo veo…

    • Pau says :


      Bailarinas en la barra, entre bastidores, en arabesque, con ramo de flores o en el ensayo en el escenario.
      Aunque haya rostros grotescos que se deforman o cierta disonancia en las posturas, horror, no puedo verlo…

  5. uvepece says :

    Siempre pensé algo parecido a esto… Tiene mucho más mérito hacer una “obra de arte” a partir de algo que no sea guapo… Me explico: si haces una foto que sea una pasada porque lo que es increible es el paisaje que sacas o la persona a la que retratas pues vale, está bien… puede tener mejor o peor técnica pero lo que llama la atención es lo que sale en la foto. Sin embargo, una persona que es capaz de sacar un fotón de algo feo (digamos, un vertedero) es que tiene vista y que es capaz de ver belleza dentro de una cosa que no todo el mundo puede ver… Me parece que me estoy liando yo solo pero bueno jajajjajaja

    • Pau says :


      Tus “líos” son entendibles. A la primera🙂
      Y tienes toda la razón.

      Una vez salí con la cámara en el bolso y de repente me ví haciendo fotos a un contenedor (desde mi completa ignorancia en técnica fotográfica y demás). Pero me llamó la atención el entorno donde se ubicaba y los colores que resbalaban por el desgaste natural y/o vandálico.

  6. Roberto says :

    (Extendiendo la mano)

    Me concedes ésta pieza?

  7. Lia says :

    No soy una entendida del arte pero puedo decir que los pintores del Impresionismo son de los que más me gustan, en especial Renoir y Degas. Me encantan las bailarinas de Degas.

    Un post estupendo, saludos.

    • Pau says :


      Las bailarinas… me gusta en especial “La clase de danza” (imagino que lo conoces).

      Saludos L. (me alegro de verte por aquí)🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: