Cuando se cierra una puerta

El telescopio (1963) René Magritte. The Menil Collection, Houston, Texas

 

… se abre una ventana.

Y si todavía te resistes a salir,

abriré cuantas hagan falta con tal de verte desplegar tus alas.

Te dedicaré mi mejor impulso,

me dedicarás tu mejor pirueta aerodinámica.

Y luego sonreirás casi sin querer, así, de pasada.

 

Etiquetas: , ,

About Pau

el peatón de mí es una hormiguita

6 responses to “Cuando se cierra una puerta”

  1. Lia says :

    Hay cosas que aunque sepamos que lo mejor es dejarlas marchar, no podemos, porque sabemos que en el fondo no es eso lo que queremos.
    Interesantes reflexiones.

    Saludos, Lia.

    • Pau says :

      Tarde o temprano, quizás más tarde que temprano, caeremos en la cuenta por nosotros mismos, pero sólo así veremos 4.000 millones de ventanas abiertas de par en par.

      Gracias por dejarte caer por aquí y comentar.🙂
      Otro saludo, Pau

  2. yalogi says :

    Hay que dejar entrar el sol, pero ¿Hay que abrir la ventana, o con correr la cortina vale?

    Yo soy de los que piensa que mejor abrirla de par en par.

  3. Desnúdate y haz un ritual says :

    Hey, qué buen blog. Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: