Azul

El individuo con color azul es una persona con grandes dotes comunicativas y de grandes ideales. Es una persona a la que le gusta la franqueza y sinceridad y prefiere decir las cosas a la cara que andar a escondidas. Su lema bien podría ser el de “siempre con la verdad por delante”, aunque a veces esa verdad pueda herir a alguien. Algo diplomáticos, son muy divertidos y siempre están buscando cosas que hacer.

Disfrutan empezando todo tipo de proyectos, pues lo que más les gusta en esta vida es aprovechar y aventurarse en cualquier cosa o situación. Saben escuchar sus intuiciones y les prestan mucha atención a pesar de que todo el mundo le diga lo contrario. Tienen muchas ganas de vivir la vida y transmiten optimismo y alegría a los demás.

Poseen una gran fortaleza de espíritu y su mente suele estar muy abierta para debatir, reflexionar y pensar cualquier cosa. No desean que se les encasille de una determinada manera y es por ello que a algunas personas les podrían parecer algo “locos”.

Este color como secundario indica que estamos atravesando una etapa en la que nos sentimos bien, nos sentimos esperanzados y deseosos de vivir la vida al máximo. Es posible que tengamos algún proyecto en mente o que estemos realizando un montón de actividades diferentes. Tenemos muchas ganas de hablar, de comunicarnos con los demás y contar todo aquello que consideramos que debe ser contado. Transmitimos seguridad y alegría.

Como contrapartida el individuo con color azul puede llegar a ser demasiado inestable. Sus estados de ánimo pasan con demasiada facilidad de lo feliz a lo triste y si se deja arrastrar puede tender fácilmente a la depresión. Además como siempre necesita estar haciendo algo es corriente que lleguen a estresarse. Les resulta difícil y a veces casi imposible relajarse.

Es el color que más se considera como símbolo espiritual. Se le compara con la transparencia del aire, del agua, del cristal y del diamante. También con el mar, el cielo, el espacio, puesto que no bloquean la mirada sino que la dejan perderse en ellos. Envía una vibración de equilibrio, de armonía y de alegría de vivir. Agranda el espacio a la vez que lo vuelve luminoso. El azul, todo profundidad y frescura, contiene una promesa de libertad. Simboliza la calma de una mar tranquila, la suavidad de modales, la ternura, el amor a la vida. Representa la plenitud de los más fervientes anhelos de unificación y de comunión con la naturaleza, la verdad y la confianza, el amor y la dedicación, la sumisión y la devoción. Simboliza lo tradicional, los valores permanentes, la eternidad sin tiempo.

La contemplación de este color – mientras más oscuro, mejor – tiene un efecto pacificante para el sistema nervioso central. La presión de la sangre, los ritmos del pulso y de la respiración se lentifican, dando lugar
a la actuación de los mecanismos auto-protectores del organismo y produciendo una tranquilidad saludable. Los lugares donde uno busca relajarse debieran tener reflejos azules. Un entorno azul oscuro es lo más adecuado para practicar meditación. La luz azul hace volver el sueño en algunos casos de insomnios rebeldes.

Cuando este color es el preferido por una persona en un test, revela una necesidad por quietud, paz, armonía, descanso, relajación y oportunidad para equilibrarse interiormente. Se desea un entorno calmo y ordenado, libre de disturbios y presiones, en el que los eventos puedan desenvolverse en forma suave a lo largo de líneas más o menos tradicionales, y donde las relaciones con los demás sean plácidas y libres de confrontaciones. Muestra una necesidad de sentir que se puede confiar en quienes lo rodean y de percibir que ellos a su vez confían en él.

Si este color es rechazado, significa que existe una intensa frustración por la carencia de todo lo descrito anteriormente, lo que conduce a un estado de ansiedad e, incluso, de angustia. Hay desasosiego, desaliento, deseos de escapar cortando todo tipo de lazos, sean emocionales, sociales o laborales. Hay falta de concentración, dificultades de aprendizaje en los niños, conducta inconsistente y agitación mental. Esta profunda inestabilidad puede llevar a la búsqueda de compensaciones, ya sea por una conducta sexual promiscua o por la práctica de deportes de alto riesgo. Si esa situación se prolonga demasiado tiempo, conduce a perturbaciones del sistema nervioso y a trastornos cardiovasculares.

Es aconsejado para calmar las neuralgias, el asma, los reumatismos, las crisis nerviosas y la hipertensión por sus propiedades analgésicas y antiespasmódicas.

 

Etiquetas: ,

About Pau

el peatón de mí es una hormiguita

4 responses to “Azul”

  1. sinBalas says :

    Pau, adoro las enseñanzas me alegro que compa<rtas con nosotros, es decir algunos los veteranos que aman también la verdad, saludos si me gusta el mar estamos desfasados en el tiempo

  2. uvepece says :

    Muy interesante! Siempre me gustó el color azul…

  3. Hablando balleno says :

    Me ha encantado! Muchas gracias por recomendarme esta entrada, sin duda a mí también me recuerda a la que yo escribí. Muy interesante (:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: