Serpientes acuáticas II (1904-07) Klimt


No cabe duda de que Klimt gusta más de pintar a la mujer que al hombre, que curiosamente, raras veces aparece en su obra. Incluso pinta un universo completamente femineizado, un mundo narcisista de lesbianas que se aman en corrientes de sueños acuáticos donde los cabellos se entremezclan con las algas.

En la Viena de fin de siglo, el hombre parece amenazado por todas partes, y excluido de un mundo femenino y dominado por la mujer.

Anuncios

Etiquetas: , ,

About Pau

el peatón de mí es una hormiguita

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: