Archive | 28 mayo, 2010

La vida es… azul de Prusia

Hace miles de millones de años, la Tierra era un sitio húmedo, rico en amoniaco, con temperaturas de hasta 150º C y sin oxígeno. El azul de Prusia (la sal de la foto) ya estaba allí y, en aquel contexto, era capaz de liberar cianuro de hidrógeno, urea y otras sustancias, se cree, cruciales en la formación de las primeras moléculas biológicas.

Expertos del Centro de Astrobiología (INTA-CSIC) han recreado aquellas condiciones primigenias y comprobado que, en efecto, esta sal podría ser también la sal de la vida.

(XL Semanal ABC, nº 1.162, del 31 Enero al 6 de Febrero de 2010)

(… artes marciales)

Caminar sobre las aguas es posible…

La foto no está “montada” con Photoshop: es estrictamente real. Y refleja un récord. La escena transcurre en el monasterio de Shaolin, un templo budista chino célebre en Occidente por una causa: aquí nació, o tuvo al menos sus principales exponentes, el kung-fu. Se trataba de combatir el sedentarismo de la vida contemplativa de los monjes. Y esto es, precisamente, lo que hace el hombre que desafía la gravedad en esta imagen. Su nombre es Shi Liliang y es un religioso de 33 años del templo de Shaolin. Está practicando el Shuishang-piao, término que designa a una de las artes marciales chinas y que significa literalmente “correr sobre las aguas”.

El día en que se tomó esta fotografía, hace unas semanas, batió su propio récord: recorrió 18 metros sobre planchas de madera de un centímetro de grosor; tres metros más que su anterior marca, lograda años atrás.

(XL Semanal, ABC, nº 1.162, del 31 de Enero al 6 de Febrero de 2010)

Agua, fuente de vida

… de día y de noche

Supongo que había que inventar las camas de agua. Ofrecen la posibilidad de beber algo a media noche sin peligro de pisar al gato.”

(Groucho Marx)