Las proporciones humanas


Dibujo de proporciones, según Vitruvio, por Leonardo da Vinci hacia 1490

El hombre de Vitruvio, extraído del comentario a Vitruvio de Cesare Cesariano (1521)

Vitruvio, un arquitecto e ingeniero de cierto renombre en tiempos del imperio romano, describió  en el tercer libro de su tratado de Arquitectura las proporciones de un cuerpo humano perfecto. Llegó a la conclusión de que un hombre con los brazos y las piernas extendidas podía ser inscrito igualmente en las figuras geométricas perfectas del cuadrado y del círculo. Según Vitruvio, en la figura así inscrita en el cuadrado y en el círculo (homo ad circulum y homo ad quadratum), el centro del cuerpo humano se encuentra en el ombligo.

Las descripciones de Vitruvio fueron ilustradas muchas veces en el Renacimiento y también en épocas posteriores con los resultados más dispares. Entre todas, la más conocida es el dibujo de Leonardo. El grabado en madera del agrimensor milanés Cesare Cesariano, cura figura, junto a una notable erección, presenta unas enormes manos y unos pies exageradamente largos, no goza de tan buena fama.

Cesariano interpretó las descripciones de Vitruvio basándose en la geometría de la arquitectura sacra medieval, y estableció una relación directa entre el círculo y el cuadrado: el círculo rodea exactamente al cuadrado, y dentro de esa construcción  la figura humana tiene que estirarse considerablemente para ajustarse a ella (de ahí las enorme manos y los largos pies).

Por el contrario, Leonardo no tiene en cuenta las relaciones geométricas entre el círculo y el cuadrado, en su dibujo ambas figuras geométricas no están ya intencionadamente puestas en relación una con la otra. Partiendo de sus propias mediciones, corrige los errores de Vitruvio; para él lo determinante eran las medidas del hombre obtenidas empíricamente. De este modo, manos y pies tienen un tamaño apropiado. Solo el centro del homo ad circulum se encuentra en el ombligo, el del homo ad quadratum, en cambio, se encuentra por encima del sexo. Gracias a sus exactas mediciones, Leonardo consiguió superar el canon antiguo y a la vez crear la ilustración de las descripciones de Vitruvio que sigue siendo consideraba hasta hoy como la más perfecta.

El conocimiento exacto de las proporciones humanas era algo que muchos artistas ya en la segunda mitad del siglo XV consideraban indispensable. Nadie, sin embargo, se había ocupado de ellas hasta entonces con el rigor de Leonardo.

Anuncios

About Pau

el peatón de mí es una hormiguita

5 responses to “Las proporciones humanas”

  1. jorge segarra says :

    117x26x14 estrellas 😉

    leonardo, sueños mayores..

  2. Pau says :

    proporciones astrales …

  3. ariana says :

    woow…. en el codigo da vinci habla mucho sobre el tema

  4. laura says :

    da vincii unos de los mayores genios de la historiia… pero aun sigo sin comprender lo que este dibujo nos quiere demostrar/enseñar. Porfavor si alguien lo sabe explicar con claridad se lo agradecería mucho el viernes tengo un examen de historia que me sale esto y no se aun lo que responder si me preguntan esooo!!!! muchas graciiiasss 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: