Archive | mayo 2010

Equipo Crónica

por Yannerwan Channel

****

 

 

Impresión, sol naciente

 

El ambiente matinal pintado por Monet en el puerto de Le Havre da nombre al nuevo movimiento. El crítico Leroy hace un juego de palabras con la expresión <<Impression>>, añadiento burlón: <<Un tapiz en estado virgen está más elaborado que esta marina>>.
Este cuadro, realizado en 1873 se hizo célebre porque fue expuesto en la primera muestra de los impresionistas, organizada en 1874 en el estudio del fotógrafo Nadar.

Monet realiza su cuadro sin tener de ningún modo en cuenta los criterios convencionales con los cuales se acostumbraba a concebir una vista de este tipo. Sumerge todo el cuadro en una neblina azul en la que apenas se perciben las formas de las embarcaciones del fondo. Con extraordinaria potencia innovadora, el pintor invita a mirar la naturaleza a través de las emociones suscitadas por las armonías de los colores, desatendiendo conscientemente las reglas tradicionales de “fabricación” de las superficies.

No sorprende demasiado, por tanto, el obtuso juicio de Leroy; una propuesta tan “nueva” como la sugerida por Monet en relación con el proceso de la visión requería indudablemente un período de asimilación para sedimentarse y poder ser universalmente aceptada.

La obra, conservada en el Musée Marmottan Monet, es en la actualidad una de las mayores glorias y uno de los mayores atractivos de esta colencción parisiense.

 

La vida es… azul de Prusia

Hace miles de millones de años, la Tierra era un sitio húmedo, rico en amoniaco, con temperaturas de hasta 150º C y sin oxígeno. El azul de Prusia (la sal de la foto) ya estaba allí y, en aquel contexto, era capaz de liberar cianuro de hidrógeno, urea y otras sustancias, se cree, cruciales en la formación de las primeras moléculas biológicas.

Expertos del Centro de Astrobiología (INTA-CSIC) han recreado aquellas condiciones primigenias y comprobado que, en efecto, esta sal podría ser también la sal de la vida.

(XL Semanal ABC, nº 1.162, del 31 Enero al 6 de Febrero de 2010)

(… artes marciales)

Caminar sobre las aguas es posible…

La foto no está “montada” con Photoshop: es estrictamente real. Y refleja un récord. La escena transcurre en el monasterio de Shaolin, un templo budista chino célebre en Occidente por una causa: aquí nació, o tuvo al menos sus principales exponentes, el kung-fu. Se trataba de combatir el sedentarismo de la vida contemplativa de los monjes. Y esto es, precisamente, lo que hace el hombre que desafía la gravedad en esta imagen. Su nombre es Shi Liliang y es un religioso de 33 años del templo de Shaolin. Está practicando el Shuishang-piao, término que designa a una de las artes marciales chinas y que significa literalmente “correr sobre las aguas”.

El día en que se tomó esta fotografía, hace unas semanas, batió su propio récord: recorrió 18 metros sobre planchas de madera de un centímetro de grosor; tres metros más que su anterior marca, lograda años atrás.

(XL Semanal, ABC, nº 1.162, del 31 de Enero al 6 de Febrero de 2010)