Archive | abril 2010

La casa encendida

Sala de Exposiciones

Patio

Jimmy Edgar (18-04-2010)

Cristian Vogel (18-04-2010)

Desesperación existencial

por Medi Terraza

Sombreros, boas y elefantes

Enseñé mi obra de arte a las personas mayores y les pregunté si mi dibujo les daba miedo.
-¿Por qué habría de asustar un sombrero? – me respondieron.Mi dibujo no representaba un sombrero. Representaba una serpiente boa que digiere un elefante. Dibujé entonces el interior de la serpiente boa a fin de que las personas mayores pudieran comprender. Siempre estas personas tienen necesidad de explicaciones. Mi dibujo número 2 era así:

Las personas mayores me aconsejaron abandonar el dibujo de serpientes boas, ya fueran abiertas o cerradas, y poner más interés en la geografía, la historia, el cálculo y la gramática. De esta manera a la edad de seis años abandoné una magnífica carrera de pintor. Había quedado desilusionado por el fracaso de mis dibujos número 1 y número 2. Las personas mayores nunca pueden comprender algo por sí solas y es muy aburrido para los niños tener que darles una y otra vez explicaciones.

El Principito (Antoine de Saint-Exupéry)

 

 

Metrópolis

Metrópolis- George Grosz (1917/19), óleo sobre lienzo, 100 x 102 cm, Museo Thyssen-Bornemisza, Madrid

George Grosz (18931959)  estudió en la Real Academia de Dresde y más tarde en su ciudad natal, Berlín, con el artista gráfico Emile Orlik.  La Primera Guerra Mundial alimentó su gusto por lo grotesco y lo satírico. Después de una crisis nerviosa, en 1917 fue declarado no apto para el servicio militar. Todas sus obras dejan claro el bajo concepto que tenía a sus congéneres. Usaba óleo y lienzo, los materiales tradicionales del arte elevado, pero despreciaba la tradición de la creación artística. El tema de esta obra dista mucho de ser tradicional. Metrópolis, dominada por el rojo sangre, es una escena del infierno. La composición, basada en verticales vertiginosas, muestra la huida de una serie de seres repulsivos y fantasmagóricos presos del pánico.

Grosz se distanció del expresionismo, pero las distorsiones angulosas y la perspectiva desquiciada de este cuadro nacen de la obra de artistas como Ernst Ludwing Kirchner.

La imaginería de Metrópolis da una impresión de desastre colosal. La ciudad se hunde. El color parece insinuar un gran incendio. Teniendo en cuenta que se avecinaba la Revolución rusa y la Segunda Guerra Mundial, es una obra profética, a la vez que satírica y crítica con la sociedad burguesa, especialemente con la autoridad.

Más tarde Grosz y Otto Dix crearon la Neue Sachlichkeit (“Nueva Objetividad”), que se apartaba del expresionismo apelando a una percepción no emocional del objeto, al protagonismo de lo banal, lo insignificante y lo feo y a la falta de contexto o totalidad compositiva en la pintura.

En 1917 Malik Verlag empezó a publicar las obras gráficas de Grosz, que lo dieron a conocer entre un público más amplio.

Vishnu Visvarupa, protector del universo, representado como la totalidad del mundo

siglo XIX, 38,7 x 28 cm, Victoria & Albert Museum, Londres

Vishnu es una de las tres deidades principales del panteón hindú, junto con Shiva, la destructora, y Brahma, la creadora. Vishnu, a quien se adora como protector y garante del mundo, así como restaurador del orden moral, es conocido por sus diversas encarnaciones en animales y profetas, entre ellos Krishna. Esta manifestación cósmica de Vishnu se llama Visvarupa. Vishnu, a menudo representado como un hermoso joven con corona, lleva incrsutadas figuras de culto que narran historias procedentes del texto sagrado Bhagavad Gita.

La pintura, seguramente de la escuela de Jaipur, en el noroeste de la India, fue realizada para el disfrute de algún noble o gobernante local y pertenece al grupo de obras destinadas a inspirar e instruir a los practicantes de la fe. En ella Vishnu aparece delante de un cumuloninbo y despliega cuatro manos con las que sostiene varios objetos, reflejo de su capacidad de realizar diversas funciones al mismo tiempo. La caracola, que también es un instrumento musical, representa el papel fundametal de Vishnu en la inmensidad de las aguas primordiales. El disco es un símbolo solar que tiene el poder de destruir la ignorancia y la oscuridad a partir de la tendencia intelectual y unificadora del ser humano. El capullo de loto, uno de los símbolos hindúes más antiguos de la pureza y el poder espiritual, representa al abrirse la evolución del ser humano hacia ese proceso de iluminación. La maza encarna la existencia individual.

El cuerpo de Vishnu, de un estilo pictórico luminoso  aunque plano, es de color azul real y se identifica con el cielo infinito.